La asertividad es una de esas palabras que escuchas, utilizas, mencionas, la incluyes en tus discursos, pero no necesariamente conectas con su verdadera esencia o significado.

Acabo de realizar una generalización, así que rectifico, que tengo todo el derecho a hacerlo, y te digo que en realidad soy yo la que, hasta hace relativamente poco tiempo, empleaba alegremente ese término como concepto, pero sin profundizar en él y mucho menos en practicar lo que propone.

Gracias a este camino de autoconocimiento que estoy realizando, me he parado a indagar y a querer saber más de esta magnífica habilidad social que no sólo nos facilita nuestras relaciones interpersonales, sino que fortalece notablemente nuestra autoestima.

Existen muchas definiciones pero a mí me gusta decir que es una habilidad que nos permite comunicarnos con eficacia, manifestando abiertamente nuestros pensamientos, deseos, necesidades o emociones sin herir a los demás, con una comunicación adecuada, asumiendo y responsabilizándome de lo que expreso pero sin sentimiento de culpa.

 

¿Por qué la asertividad mejora la autoestima?

Cuando no soy quien quiero ser ni digo lo que quiero decir ni soy capaz de negarme a lo que me pidan o pedir lo que necesito, en definitiva, estoy poniéndome en último lugar o dicho de otro modo, aceptando que lo mío no es importante, infravalorándome y al final, lastimando el concepto y la valoración que hago de mí.

 

¿Por qué la comunicación asertiva mejora nuestras relaciones interpersonales?

En otro post te hablaré de los diferentes estilos de comunicación y profundizaré en esta cuestión, pero te diré que la comunicación asertiva parte de la base de relaciones entre iguales, equilibrando la relación y ofreciendo la misma importancia a las necesidades de todas las partes sin desmerecer ninguna.

Es la base de relaciones sanas y por ello, posibilita que sean mucho más sólidas y duraderas.

 

¿Conoces cuáles son tus derechos asertivos?

Me encantó descubrir este listado de derechos asertivos, que aunque no estén reconocidos en ninguna norma o ley, pueden servir de guía y herramienta de trabajo para entrenar tu asertividad.

Te los puedes incluso imprimir y colgar en algún lugar visible de tu vida, para que los tengas siempre presentes. Pueden convertirse incluso en un listado de afirmaciones que te lleven a la reflexión o al empoderamiento.

Espero que te gusten:

 

DERECHOS ASERTIVOS

 

  1. A ser tratado con respeto y dignidad
  2. A tener y expresar los propios sentimientos y opiniones
  3. A ser escuchado y tomado en serio
  4. A juzgar mis necesidades, establecer mis prioridades y tomar mis

propias decisiones

  1. A decir NO sin sentirme culpable
  2. A pedir lo que quiero
  3. A cambiar
  4. A cometer errores
  5. A hacer menos de lo que humanamente soy capaz de hacer
  6. A pedir información y ser informado
  7. A obtener aquello por lo que pagué
  8. A decidir no ser asertivo
  9. A ser independiente
  10. A decidir qué hacer con mis prioridades, tiempo… sin violar el

derecho de los otros

  1. A tener éxito
  2. A gozar y disfrutar
  3. A mi descanso y aislamiento
  4. A superarme, aún superando a los demás
  5. A hacer cualquier cosa (ajena a la lógica y la razón), mientras no

viole los derechos de los demás

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button