Han pasado casi 24 años pero recuerdo perfectamente que la primera entrevista a la que me enfrenté fue una entrevista grupal.

El puesto al que apliqué era Jefe de Sección de una importante multinacional especializada en productos deportivos. Era la primera prueba del proceso de selección. Nos metieron a todos (8) en una sala y recuerdo que nos propusieron un tema de debate, donde cada uno debía exponer su postura y argumentarla.

Aunque no conseguí el puesto, sí superé esta primera prueba, la entrevista de trabajo grupal.

Ahora que me estoy dedicando a acompañar y a orientar laboralmente a personas utilizando coaching laboral y mentoring profesional, me estoy encontrando cada vez más, con clientes que me contactan para que les ayude a preparar una entrevista de trabajo grupal, por lo que me ha parecido interesante escribir sobre ello, intentando ofrecerte información que te sirva de ayuda, por si acaso se te presenta la oportunidad.

¿Qué es una entrevista grupal y en qué contextos y sectores se hace?

La entrevista de trabajo grupal es otra prueba más que utilizan las empresas en sus procesos de selección. Se utiliza por diferentes motivos, como tener perfiles de candidatos muy similares y de este modo, buscar los factores diferenciales; para colocar a los candidatos en situaciones variadas de cara a valorar ciertas habilidades indispensables parra el puesto, como el dinamismo, el liderazgo, el trabajo en equipo, la resolución, habilidades de comunicación, etc.

Es cierto que, probablemente, grandes cadenas de supermercados, o importantes multinacionales, suelen recurrir más a este tipo de pruebas, y también se utilizan mucho para seleccionar perfiles comerciales o directivos.

Sin embargo, la información que se puede extraer de las personas en determinadas dinámicas grupales, es muy interesante para los técnicos de selección, que incluyen esta prueba cada vez en más procesos, independientemente de la posición o del tipo de empresa, cuando lo que se busca es la valoración de competencias transversales de los candidatos.

Tipos de entrevistas grupales

No me voy a extender en este punto, porque llegado el caso, te animo a que te informes sobre el tipo de entrevista grupal en la que vas a participar, de cara a que te la prepares con antelación. Mencionaré las más comunes:

Foro: El objetivo es valorar tu comunicación verbal y no verbal, tu capacidad en la argumentación y ordenando ideas. Se plantea un tema y cada persona expone su opinión.

Debate: Plantean un tema a discusión donde deberás posicionarte a favor o en contra y se valorará tu claridad, escucha, tolerancia, capacidad de argumentación y persuasión.

Tormenta de ideas: Normalmente lo que aquí se mira es la agilidad mental y la creatividad

Mesa redonda: Mirarán tu escucha, tolerancia, respeto, valorando tus propuestas y capacidad de negociación porque en este formato, los asistentes deberán llegar a acuerdos.

Panel. Valorarán tu capacidad de empatía, ya que los asistentes deberán abordar un tema desde las diferentes perspectivas de una empresa, por ejemplo, desde los diferentes departamentos.

Role Playing. Además de tu capacidad de empatía, también mirarán tu habilidad en la resolución de problemas, tu capacidad de persuasión, debiendo adoptar diferentes papeles.

In basket. Puede plantearse un problema habitual que ocurra en ese puesto, y lo que quieren valorar es además de tus conocimientos técnicos, tu capacidad de respuesta.

10 recomendaciones a tener en cuenta si te han convocado a una entrevista grupal

A continuación, he recopilado en estos puntos, las 10 recomendaciones que yo suelo ofrecer a las personas a las que acompaño en las sesiones de mentoring para la preparación de entrevistas de trabajo. Luego, cada caso tiene sus particularidades y puntos que entrenar, pero comparto contigo aquello que yo considero indispensable.

  1. Pregunta, infórmate el día que te convoquen.

Cuando te llamen por teléfono para convocarte a la entrevista grupal, intenta extraer el máximo de información posible sobre la entrevista, pero eso sí, sin apabullar.

“¿Me pueden decir en qué va a consistir exactamente la entrevista grupal?” Sería la pregunta idónea, además de confirmar día, lugar y hora exacta.

2. Investiga.

A la empresa, su cultura, a otros candidatos que hayan pasado por este tipo de pruebas, las propias dinámicas con las que te puedes encontrar.

Tienes que prepararte esta entrevista del mismo modo que lo haces para una entrevista individual, e incluso estar preparado o preparada para que una de las pruebas pueda ser levantarte delante del resto de participantes, y presentarte respondiendo a la pregunta ¿Quién eres? Y no nos digas ni tu nombre, ni tu título ni tu cargo.

3. Reflexiona.

¿Qué crees que quieren ver gracias a estas pruebas? Tu valor añadido frente a otros perfiles similares al tuyo, tus habilidades interpersonales, de comunicación, tu inteligencia emocional, tu capacidad para relacionarte, trabajar en equipo, argumentar, etc. Piensa en la oferta, en las funciones que solicitan, ponte en el lugar de la empresa y sacarás muchas conclusiones que te ayudarán a ir mejor preparado a esta entrevista grupal.

4. Repasa tu trayectoria profesional buscando empoderarte pero sin perder la humildad.

Nunca des nada por hecho. Repasa bien tu trayectoria profesional y anticípate a posibles dinámicas que os puedan plantear preparando ejemplos.

Imagina que el puesto es de atención al cliente en una gran superficie y que una de las preguntas que hacen en la entrevista grupal es ¿qué harías si un cliente se altera en la tienda? ¿cómo lo resolverías? Recuerda ejemplos, situaciones vividas, cómo las resolviste. La humildad la destaco como cualidad indispensable en la vida, pero también en una entrevista grupal, donde se puede caer en la trampa de querer destacar por delante de los demás, y llevarnos a sobre actuar y a forzar la atención en nosotros.

5. Cuida tu imagen y tu puntualidad el día de la entrevista.

Me vas a decir que esta recomendación es una obviedad, pero entonces yo te diré que por mi experiencia, no lo es. Antes de ir a cualquier entrevista, debes verificar cuál es su código de vestimenta adecuado. Si no tienes manera de saberlo, intenta ser lo más sobrio y neutro posible.

Por supuesto, la puntualidad es algo que también se tiene en cuenta. Intenta llegar 5 minutos antes.

6. La escucha activa, presente y activada desde el momento que entres en contacto con otras personas.

Escucha y observa y tendrás parte de la entrevista resuelta. Compruebo cada día, cuando asesoro a personas, que muchos de los errores que cometen, se resolverían si estuviesen con una escucha mucho más activa, más atentos a lo que se les pregunta.

Es importantísimo que pongas en práctica esta habilidad, desde que empieces a interactuar con cualquiera de los asistentes, que no interrumpas, que respetes los silencios y no transmitas una necesidad permanente de hablar.

Si te dejas guiar por la escucha, verás que tu comunicación fluirá mucho mejor.

7. Término medio en la participación. Ni pasar desapercibido ni buscar protagonismo

En las entrevistas grupales, y yo te diría que en cualquier acto comunicativo, la virtud está en mantenerse en posiciones moderadas, intermedias.

Debes participar, pero alejarte del deseo de convertirte en el centro de atención, pensando que eso te favorecerá.

Más bien, todo lo contrario. El exceso protagonismo puede correr en tu contra.

8. Cuida tu comunicación verbal y no verbal, siendo tú mismo pero sabiendo que estás siendo valorado dentro del grupo.

Comunicas con tus palabras, pero también con tus silencios, con tus pausas, con el ritmo y la velocidad a la hora de hablar, con tus entonaciones, con tu gestualidad y tu corporalidad. Todo cuenta.

No se trata de que te obsesiones y por fijarte en todo ello, pierdas lo más importante, tu naturalidad, pero por eso es tan importante la escucha y la observación del entorno y de la manera de comunicar que tienen el resto de las personas, para adaptarnos a ello, facilitar ese intercambio comunicativo, sobre todo, si lo que queremos es conseguir ese trabajo, claro.

9. Tolera, respeta, argumenta siempre asertivamente.

En este tipo de pruebas, vas a tener que desenvolverte en público, exponiendo algún tema, debatiendo, defendiendo tu postura, argumentando, y probablemente tendrás que enfrentarte a posiciones completamente contrarias a la tuya.

Es básico que escuches, respetes, entiendas que existen otras opciones, que seas tolerante ante ellas y que practiques tu comunicación asertiva.

10. Da las gracias siempre e interésate por hacer seguimiento.

El resultado de la entrevista no impide que des las gracias al finalizarla, enviando un correo, en el que también te puedes interesar preguntando cómo sigue el proceso, y manifestando de nuevo tu interés en continuar en él.

Siempre habla bien de una persona el hecho de que sea agradecida y que demuestre su ilusión por sumarse al proyecto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button